martes, 8 de noviembre de 2011

Colombia y su libertad de prensa

   Informe especial para VOA

Aunque la libertad de prensa en Colombia pasó del miedo a lo que es hoy, no significa que todo hoy sea color de rosa.
   La libertad de prensa en Colombia se ve afectada directamente por su guerra con las FARC, ELN y grupos paramilitares.

   En el año 2010 Colombia se encontraba en el lugar número 145 en la clasificación mundial de Libertad de Prensa, habiendo descendido del puesto 126 en el que se encontraba en el 2009. “En 2011 en Colombia han habido ciento trece violaciones y ciento cuarenta víctimas.”

La manipulación de los medios de prensa y la muerte de miles de periodistas que no logran ser “comprados”, es lo que más figura cuando se busca información sobre “libertad de prensa en Colombia”.

   La historia muestra cómo los principales medios de comunicación han estado fuertemente ligados y en manos de grandes políticos.

   El diario “El Tiempo”, uno de los más difundidos en Colombia, tiene como accionistas minoritarios a miembros de la familia Santos, siendo uno de sus dueños y director hasta 1937 Eduardo Santos, presidente de la República entre 1938 y 1942.

   Considerando al periodismo como el ‘cuarto poder’, no es extraño que haya algo de manipulación en la información y que el actual presidente Juán Manuel Santos, también pertenezca al negocio de los medios de comunicación. 


   El acceso a la información proporciona poder a quien lo posee, así como también, la pérdida del mismo cuando acciones irregulares, vinculadas generalmente a la economía y política son divulgadas, hasta el punto de poder derrumbarse un sistema completo.

   Otro factor a tener en cuenta es que la RCN y Cadena Caracol, dos de los mayores medios de prensa colombianos son ‘oficialistas’, así como también que los paramilitares son los principales encargados de atentar contra los periodistas.

   Amplias y variadas son las opiniones y comentarios acerca de la libertad de prensa en general, pero más aún en Colombia.

   “Hasta 1991 la Constitución de Colombia reconoció la libertad de prensa […] Entre 1985 y 2000 unos ciento cincuenta periodistas fueron asesinados por razones ligadas a su oficio”, asegura Jorge Orlando Melo, periodista y columnista del periódico El Tiempo.

   Más del 95 % de los medios de comunicación son de derecha. La mayoría de los periodistas colombianos no informan, hacen propaganda. Es que hay periodistas que son comunicadores sociales, y los hay quienes son formadores de opinión.

   “No conozco a profundidad si hay una real libertad de prensa, pero desde mi perspectiva, puedo decir que se deja que la prensa haga su trabajo de informar al público lo que sucede en todas las instancias”, asegura una ciudadana colombiana residente en Uruguay.

   Por su parte, el periodista uruguayo Juan Brañas sostiene que “a los ataques a la libertad de prensa en Colombia, todos al margen de la ley, se agrega en menor porcentaje el gobierno nacional de turno, quienes en acción conjunta con algunos dueños y directores de medios de comunicación, han manipulado la información y censurado a su conveniencia, favoreciendo sus propios intereses político-económicos-subversivos”.

   Colombia tiene una fuerte y dramática historia en relación a la prensa y su libertad, con restricciones, amenazas, presiones y muertes.

   Hay que luchar para que esta historia no continúe empeorando, porque como señalan las estadísticas, la libertad de prensa tiende a desaparecer y es muy valiosa, tanto para los periodistas como para cualquier ciudadano; es la mejor forma de que “tu voz pueda ser escuchada”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada